Jan 20, 2010

50 cosas que siempre quisiste saber sobre los comunicólogos...


Éste correo me fue remitido por una querida ex-
compañera comunicóloga. Creo que debe ser
divulgado y qué mejor que éste medio.
-----------------------------------------------------
  1. Odian frases como “en base a”, “pero, más sin embargo”, “pero no obstante”, y similares
  2. Escriben los más apropiadamente posible, incluso en el MSN.
  1. Creen que “casi” cualquier idiota escribe en periódicos.
  1. Sin importar si son publicistas, productores audiovisuales, publirelacionistas, periodistas o asesores políticos, usan Photoshop y Final Cut.
  1. Usan palabras “raras” en sus conversaciones cotidianas como “poder adquisitivo”, "hegemonía", "disfunción narcotizante", "enagenación", “opinión pública” o “connotación”.
  1. Lo mismo han leído a Habermas que el “Libro Vaquero”. Pero, éste último, sólo para realizar análisis semióticos.
  1. Juegan “adivínalo con mímica” o "basta" en todas sus fiestas.
  1. Saben que el amor es sólo un estado de ánimo.
  1. Odian los clichés.
  1. Ven cine de arte y películas "extrañas", desconocidas para la mayoría.
  1. Hablan todo el tiempo de sujetos anónimos como Gramsci, Chomsky, McLuhan, Habermas, Bateson…
  1. Son fans de los titulares del periódico “De Peso” y nota roja. Pero sólo para reír un rato.
  1. Revisan y corrigen tu ortografía sin que se los pidas.
  1. Detestan a Carlos Trejo y Carlos Cuauhtémoc Sánchez.
  1. Consideran como una blasfemia que alguien pueda escribir más de tres veces la misma palabra dentro de cinco líneas.
  1. No pueden creer que no estés leyendo un libro actualmente.
  1. Te dan justificaciones sin que se las pidas, además la describen, explican, argumentan, y te la pasan por escrito.
  1. Odian a Televisa y TV Azteca por su programación vomitiva, que en realidad no pueden dejar de ver porque necesitan analizar y criticar, formando teorías de cómo ellos podrían hacer programas culturales que vendan y enagenen al público como cualquier telenovela o programa de revista.
  1. Beben litros de café y fuman como locomotora.
  1. Son paranoicos y creen que todo acontecimiento nacional es una “cortina de humo”.
  1. Cuando les preguntas acerca de una película o un libro, te hacen una reseña minuciosa, así como el análisis de cada uno de los personajes, rasgos físicos, emocionales y papel que juegan dentro de la historia y por supuesto su opinión personal y en caso de que no les haya gustado las mil formas en que ellos podrían haberla mejorado.
  1. Creen que jeans, saco y tenis limpios es “ropa formal”.
  1. Son más cultos que tú.
  1. Adoran exponer aunque el "profe" los destroce frente a toda la clase.
  1. Leen TODO, incluso los folletos que regalan afuera de las farmacias.
  1. Todos se sienten “líderes de opinión”.
  1. Sus papás les preguntan por quién votar.
  1. Su idea de diversión suele incluir la feria del libro, una convención de cómics o la Cineteca Nacional.
  1. Las frases de amor son del tipo “eres mi semiosis ilimitada”.
  1. Conocen el secreto detrás del éxito de Harry Potter.
  1. No usaron guantes ni cubre bocas en tiempos de influenza.
  1. Se tatuarían el triángulo semiótico de Peirce y consideran que todo lo existente es un signo.
  1. Tienen un blog en Wordpress o Blogger.
  1. Odian las películas dobladas y los subtítulos mal traducidos.
  1. Ven series como Dr. House o The Big Bang Theory, y saben que Friends está sobrevaluada.
  1. Leyeron “500 años de periodismo en México”
  1. Ven comerciales publicitarios y no pueden evitar analizarlos y criticarlos.
  1. Cuando ven una película gozan identificando los movimientos de cámara, ángulos, planos…
  1. Siempre dudarán de la fidelidad de tu fuente.
  1. Odian los juicios de valor, pero darán crítica y opinión sin que se las pidas.
  1. Someten la salida del viernes a consulta ciudadana por mayoría de votos con un representante neutral en caso de empate.
  1. Hacen videos y toman fotografías hasta de las cosas más insignificantes.
  1. Son bien verbo. Y al momento de presentar un examen, buenísimos para tirar el choro.
  1. Odian que los llamen "Todólogos" y "Chismosos", prefieren llamarse "Cultos" y "Comunicativos".
  1. Conocen el significado de los colores.
  1. Supieron lo que era un “emo” antes de que tu hermanito empezara a vestirse así.
  1. Son maestros del sarcasmo y el humor negro.
  1. Creen que su reportaje/documental/cortometraje/cartel/campaña, etc. salvará al mundo y sacará al país adelante.
  1. Tienen un diccionario de lingüística y otro de sinónimos/antónimos.
  1. Creen que lo que estudiaron es lo mejor del mundo aunque les paguen $2.00 por ello, pero tienen la esperanza de que un día alguien se dé cuenta del gran error que se ha cometido al subestimarlos.

Jan 2, 2010

Elemental, mis queridos Bloggers

El día de hoy (ayer ya), dirigida por el Sr. Guy Rithcie (Lock, Stock & Two Smoking Barrels, Snatch), se estrenó en México Sherlock Holmes, una cinta de misterio con toques de comedia que, en mi opinión, puede satisfacer hasta al más excéntrico de los cinéfilos.

En ésta cinta, Sherlock Holmes, interprtado por Robert Downey Jr. (Iron Man, A Scanner Darkly) no es el caballero inglés al que nos tenían acostumbrados las series y películas de antaño, sino más bien un loco detective obsesionado por los detalles que lo rodean, un tanto desaliñado, depreocupado de su higiene personal pero conservando esa gran capacidad de análisis, observación y deducción que siempre lo ha caracterizado, además de ser muy buen peleador cara a cara.

Por otro lado, tenemos al Dr. Watson, encarnado por jude Law (Sky Captain and the world of tomorrow, Alfie), quien, contrariamente a Holmes, es una persona educada, de buenos modales y tiende a ser más observador y menos parlanchín, aunque su afición por el misterio y la aventura es la misma que la de su amigo detective.

La historia nos presenta a éstos dos personajes en lo que se supone que sería el último caso de ellos dos juntos, ya que Watson está a punto de mudarse del 221B de Baker Street para irse a vivir con su prometida, queriendo darle otra orientación a su vida, sin embargo el caso se ve extendido ya que, el asesino que supuestamente Watson declara muerto en la horca, regresa del más allá gracias a la Magia Negra.

Al mismo tiempo, con la ayuda de Irene Addler, personificada por la preciosa Rachel McAdams (The Notebook), podemos ver como se desarrolla una historia semi-paralela que probablemente termine en secuela.
Saben que no me gusta relatar la trama de las películas, pero si quieren pasar un buen rato, es lo mejor que hay en cartelera el día de hoy.

Lo único que les aconsejo es que no vayan a la función de las 11 de la noche si se desvelaron el día anterior, ya que la película dura un poco más de dos horas y cuando prendieron las luces en los créditos, la mitad de los asistentes estaban bien dormidos.

---
Como dato cultural, quiero mencionar que Sir Arthur Connan Boyle, en ninguna de sus novelas plasma la frase "Elemental, mi querido Watson" por lo que no esperen escucharla en ésta película. Dicha frase se le atribuye al guinista que adaptó "El retorno de Sherlock Holmes" en 1929.

Holmes menciona una vez "Elementary" y en otra ocasión "Superficial, my dear Watson". Nunca juntas.
---

See you later, gentlemen, ladies. thanks for passing by.

Alito 2010